July 21, 2016


Una canción de peces, idiotas y cosquillas


1. adj. Pasajero, de corta duración.
2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
1. f. T. lit. Composición poética lírica de tono elevado, que generalmente ensalza algo o a alguien.


ENTRADAS RELACIONADAS:
A vivir, melómanos, que son dos días
Ya no prometo nada
Merry Christmas
El chico que pasaba de entrecavar el maíz
Living room routine

Labels: , ,

Posted @ 18:45 by | Permalink | Van 0 comentarios|


July 18, 2016


El romanticismo exiliado de Jonás Trueba


Los exiliados románticos


Una película genial para olvidarse de los 38ºC que hay en la calle. Podéis comprarla aquí, por un módico precio y en oferta [3x1]+1 = [DVD+BLU-RAY+CD BSO]+Libreto.

ENTRADAS RELACIONADAS:
Visto y leído
una foto a la semana
Vale, ya es verano
El chico que pasaba de entrecavar el maíz
Living room routine

Labels:

Posted @ 18:21 by | Permalink | Van 0 comentarios|



A pretty Shakespearean weekend


Gracias a la primera edición, edición zero la han llamado, del Festival Internacional Zaragoza Escena este fin de semana hemos podido disfrutar en el Teatro Principal de dos obras de Shakespeare.

La comedia de los enredos El viernes la compañía El Gato Negro ponía en escena La comedia de los enredos (The Comedy of Errors). Como no se encuentra entre los grandes éxitos del autor, no tenía la menor idea del argumento, ni conocía a los personajes y por supuesto nunca la había visto representada.

Egeón, natural de Siracusa, viaja a Éfeso, donde los siracusanos tienen prohibida la entrada desde hace un tiempo. Lo apresan, lo juzgan y él aprovecha para contar su historia: al poco de nacer sus hijos gemelos (y hacerse cargo de otros dos hijos gemelos), hace ya unos cuantos años de aquello, una tormenta sorprende a la familia en alta mar. La madre y dos hijos, uno de cada, natural y adoptado, desaparecen en la tormenta. El padre y los otros dos hijos, adoptado y natural, uno de cada, nada vuelven a saber de los primeros. Egeón ha llegado ahora a Éfeso siguiéndoles la pista. Y a partir de aquí comienzan los enredos que dan título a la comedia. Hay dos Dromios, dos Antífolos, una cadena, un anillo y un par de hermanas que se enredan en un laberinto argumental del que parece que no va a ser fácil salir. Hay momentos en la obra en que uno no sabe si el Dromio que está en escena es el de Éfeso o el de Siracusa o si el Antífolo que habla es el de Siracusa o el de Éfeso.

Tengo la impresión de que si hace cuatrocientos años esta misma versión, con esta misma puesta en escena tal cual, se hubiera representando en The Globe, habría sido un éxito, con esos guiños al público subiéndolos al escenario o con esos personajes masculinos, muy masculinos, representando papeles femeninos tal como pasaba en el teatro isabelino.

Lo que está claro después de haber visto El Mercader de Venecia hace unos años y ahora esta comedia es que Alberto Castrillo-Ferrer domina a Shakespeare, lo entiende a la perfección y sabe cómo hacer que el público lo disfrute.

Macbeth

Ayer sábado el tono en cambio fue completamente distinto, completamente trágico y bañado en sangre. Alquibla Teatro nos regaló un Macbeth contemporáneo.

Las profecías de las fatídicas brujas hacen que Glamis, y luego Cawdor y siempre Macbeth, empujado o ayudado y convencido por Lady Macbeth, asesine al rey Duncan, convirtiéndose él en rey de Escocia. Pero la ambición, el ansia de poder, las sospechas de traición y el miedo hacen que un asesinato lleve a otro y a otro y a otro y a otro más...
Quiere sangre, dicen: la sangre quiere sangre.
Son casi dos horas de tensión continua, de no quitarles ojo a las tres brujas, magníficas (Lola Martínez, Toñi Olmedo y Cristina Ainorte); de dejarse sedudir por Lady Macbeth (Esperanza Clares), de disfrutar con Banquo y el rey Duncan; y de compartir sentimientos con Macbeth.

Así que ya sabéis, si este verano, o en otoño, Alquibla Teatro o El Gato Negro hacen una parada en el teatro de vuestra ciudad o en la plaza mayor de vuestro pueblo, no desaprovechéis la ocasión y entrad, pagad gustosos el precio de la entrada y sentaos a disfrutar, que el buen teatro no os decepcionará.

ENTRADAS RELACIONADAS:
Una foto a la semana
Ya no prometo nada
Fotos para 2014
¿Y quién es Hécuba?
Pensar en teatro

Labels: ,

Posted @ 00:19 by | Permalink | Van 0 comentarios|


July 14, 2016


¡Viva a Santa Irmandade!


Galicia. Mediados del siglo XV. Halcones. Santiago de Compostela.

En tiempo de halcones

Y poco más. Con esos cuatro elementos y la portada, estaba claro que me lo tenía que comprar y leer.

En tiempo de halcones, de Fran Zabaleta, en Grijalbo, es una súper novela de casi 600 páginas que nos cuenta un período breve, de 1458 a 1460, pero intenso de la historia de Santiago de Compostela en particular y de Galicia en general. Una de las chispas que fueron prendiendo hasta llegar a la gran revuelta irmandiña de 1467.

En ella aparecen arzobispos poco piadosos, siervos rebeldes, maeses, doncellas, Trastámaras y Moscosos; lobos, rameras, barraganas y juglares; vasallos, villanos y reyes; espadas, picas, puñaladas, cicatrices, traiciones y veneno; el Arcanxo, el Loberno, Xan Cabreiro y Martiño; Padrón, Pontevedra, Betanzos, Muros y Noia; dagas, hondas y arcos; Arnao, Guímaro, el ama Einés, María, Paio de Baz, el Raposo; la torre da Trindade, la iglesia da Corticela, la posada del León Real, el hospital de San Miguel y la catedral; Arias Calteno, Vasco Martíns, Dona, Xoán Vinagre y Andresito el Fendas; los irmandiños; Ramla. Estevo. Y Mencía, tan hermosa como valiente.

Es una novela con muchos personajes, muchas aventuras y mucho sufrimiento. Y también es muy interesante, muy entretenida, y muy muy recomendable.

ENTRADAS RELACIONADAS:
El mar de Patricia García Rojo
Huyendo sin mirar atrás con Luis Leante
Lean el tapiz de Bayeux
¿Quién es Úrsula Rebecca Paradise Jenkins?
Visto y leído

Labels: ,

Posted @ 14:19 by | Permalink | Van 0 comentarios|


May 30, 2016


Las cuatro emes


Hace unos años, tampoco muchos, no os creáis, a mí Madrid ni me iba ni me venía. Bueno, más bien debería decir que era contrario. Contrario a todo lo que tuviera que ver con la capital del reino.

Soy del Barcelona desde que tengo uso de razón, digamos que desde que estaba a punto de cumplir los 12 y el Zaragoza nos derrotaba con gol de Rubén Sosa en la final de Copa de aquel año '86. Luego vinieron los éxitos futbolísticos del Dream Team, algún viaje, el amor a distancia, los juegos olímpicos, algún otro viaje... Y parecía que el mundo giraba teniendo como eje la Avinguda Diagonal.

Pasó el tiempo y aquello se fue enfriando, pero en el hipotético caso de que me hubieran dado a elegir entre una visita guiada a la Ciudad Condal o a la del Pirulí, yo lo seguía teniendo claro. ¡BCN forever!

Hasta que hará un lustro, aproximadamente, me empezó a interesar lo que pasaba en Madrid. Sería el casting aquel que no salió bien; enterarme de que Javier Marías vivía en la Plaza Mayor; la Gran Vía, 32; la Feria del Libro; comprender que Madrid no es lo mismo que el Madrid; o simplemente que uno crece, madura, abre su mente y cambia de opinión.

Puerta del Sol

Así que ahora ante la hipotética elección tendría dudas. Solo he estado dos veces, que son pocas, y si de la primera volví encantado, con la segunda me habría empadronado allí. Imagino que no es lo mismo pasar cinco días haciendo turismo que vivir allí de continuo, pero me parece una suerte poder disfrutar de una oferta cultural tan variada, con museos, exposiciones, presentaciones y sobre todo teatro. Lo del teatro en Madrid no tiene nombre. O tiene muchos.

El intérpreteEsperando a cruzar la Gran VíaRecycling ballsDescansar del arte
Luego están las calles, los paseos y las avenidas, aunque avenidas con ese nombre creo que hay pocas. Y los edificios, que merecerían otra entrada aparte.

RodillaCastellana 40bisBajo andamiosGran Vía madrileña
Y por último la gente: más de tres millones de personas moviéndose de aquí para allá. Alucinante coger el metro cada mañana y no cruzarte nunca con la misma persona. O cruzarte con tres mil nuevas caras por cada una que te suene.

Calle de CarretasWhile the lights are red

Como dice el título, me mola mogollón Madrid.

ENTRADAS RELACIONADAS:
Visto y leído
Oft expectation fails...
De amuletos y exámenes
Barbas de bronce
El cerebrito de Brita

Labels: ,

Posted @ 23:28 by | Permalink | Van 0 comentarios|


May 19, 2016


El mar de Patricia García Rojo


¿Qué hace que un libro me guste mucho, que cada página que pase me sorprenda y quiera seguir leyendo? En el caso de El Mar, de Patricia García-Rojo Cantón (Premio Gran Angular 2015) diría que hay dos razones fundamentales.

La primera es la creación de un mundo, pero no un mundo tipo el planeta Silgatrim de la Cuarta Constelación y ya está, no, un mundo real, con todo lujo de detalles, un mundo que resulte creíble y verosímil, coherente. Será porque creo que a mí me resultaría imposible, pero me fascina esa imaginación, esa capacidad para inventar, leer un capítulo y decir: «Oh, qué maravilla»; leer otro y pensar: «Oh, qué ocurrente»; leer un poco más adelante y sonreír: «Oh, qué idea genial. Fascinante».

Y la segunda es lo que dice y cómo lo dice. Ya no identificarte con un personaje en concreto a lo largo de la novela y pensar este podría ser yo. Es leer una frase, un párrafo, y pensar: «Esto es lo que quería haber dicho yo aquella vez» o «Esto tendría que habérseme ocurrido a mí». Tres ejemplos para no abusar...
Es muy gracioso verlos, porque yo creo que los dos se gustan, pero están tan convencidos de que el otro siente lo contrario, que no se atreven a dar un paso para no romperse el corazón.
Siéntate, Rob —me animó señalándome la comida—. Y cuéntame cómo está el mundo.
Las palabras sonaban genial en mi cabeza. Así que se quedaron ahí.
Aún hay más, no se crean. La estructura externa de la novela por ejemplo, esos capítulos tan cortos que invitan a seguir leyendo. A mí no me gusta dejar un capítulo a mitad, manías, y claro, un capítulo de catorce páginas a según qué horas se hace largo. Un capítulo de dos o tres... Otro acierto.

Y luego están los personajes, un catálogo variadísimo y variopinto, la magia, el humor, el amor... Y el agua que todo lo impregna. El agua de El Mar.

Así que lo mejor es que se acerquen a su librería de referencia, o a la que más cerca les caiga y se hagan con un ejemplar. Les aseguro que les va a encantar.

ENTRADAS RELACIONADAS:
Lean el tapiz de Bayeux
¿Quién es Úrsula Rebecca Paradise Jenkins?
Visto y leído
Una foto a la semana
Huyendo sin mirar atrás con Luis Leante

Labels: , ,

Posted @ 14:28 by | Permalink | Van 0 comentarios|


May 15, 2016


Huyendo sin mirar atrás con Luis Leante


La víspera del Día del Libro, por aquello de huir de aglomeraciones innecesarias y gracias al descuento del que en la Librería General nos beneficiamos los profesores secundarinos, me hice con unos cuantos premios literarios a saber:

- Huye sin mirar atrás, de Luis Leante; Premio EDEBÉ de Literatura Juvenil 2016
- El aprendiz de brujo y Los Invisibles, de Jordi Sierra i Fabra; Premio EDEBÉ de Literatura Infantil 2016
- León Kamikaze, de Álvaro García Hernández; Premio de Literatura Juvenil Gran Angular 2016
- Los protectores, de Roberto Santiago; Premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor 2016
- El viajero perdido, de César Mallorquí; sin premios que yo sepa.

Dos días después de acabarme Al morir don Quijote y por cambiar un poco de estilo, de temática y de época me puse ojos a la obra con Huye sin mirar atrás, de Luis Leante. ¿Por qué? No lo sé. No sé si fue por la portada, o porque al sacarlos de la bolsa de la compra este se quedó el más alto o porque tocaba. Pero fue un acierto.

Enrique, un quinceañero problemático, se ve envuelto en una aventura de película que cambiará su percepción del mundo que le rodea y la que tiene de sí mismo. Entretenida al máximo, absorbente, de las que te duele dejar el libro aparcado hasta el día siguiente, con unos personajes bien construidos, creíbles, con el toque de humor justo y con un poco de Teisa, no sería de extrañar que al público adolescente le gustara leerla. Creo que más de uno se sentiría identificado con alguno de los personajes.

ENTRADAS RELACIONADAS:
Lean el tapiz de Bayeux
¿Quién es Úrsula Rebecca Paradise Jenkins?
Visto y leído
Una foto a la semana
Ya no prometo nada

Labels: ,

Posted @ 21:18 by | Permalink | Van 0 comentarios|



Quizá haya algún tesoro / muy dentro de mi entraña. / ¡Quién sabe si yo tengo / diamante en mi montaña / o tan sólo un pequeño pedazo de carbón! / Los árboles del bosque de mi isla / sois vosotros, mis versos.

Salen los niños alegres / de la escuela, / poniendo en el aire tibio / de abril canciones tiernas. / ¡Qué alegría tiene el hondo / silencio de la calleja! / Un silencio hecho pedazos / por risas de plata nueva.


-------------------
Name: SRG
Location: Aragón
De perfil...

pregunta, pregunta

tutorías personalizadas

todas las convocatorias

La foto de la pizarra

entre clases y guardias

últimas clases

en el recreo

cursos anteriores

asignaturas

la inspección educativa

bibliografía recomendada

sala de profesores

el claustro

auxiliares de conversación

material didáctico